Que no te pare el paro

//Que no te pare el paro

Campaña solidaria para promover la motivación y la autoconfianza.

¿Estás en el paro? ¿Has realizado entrevistas y sigues sin encontrar trabajo? ¿Sientes que se han acabado tus opciones? ¿Sientes que te falta motivación?

Esta iniciativa de la Escuela de Yoga GuruVir dirigida a desempleados que estén viviendo una situación especial, nace del convencimiento que tenemos sobre que el cambio personal no es un asunto que tenga que ver directamente con tus conocimientos, sino de lo motivado que estés. Está más que comprobado que solo las personas que se sienten verdaderamente motivadas, hacen el esfuerzo necesario para aflorar sus verdaderos talentos y virtudes y conseguir todo aquello que necesitan para sentirse realizados.

En las clases de Yoga para lograr motivación y ganar autoconfianza, trabajaremos sobre la importancia del aspecto postural y aprenderemos técnicas de respiración y meditación para superar las limitaciones y recargar así la tan preciada energía vital. Este trabajo unido a las charlas y reflexiones tendrán el efecto de una bocanada de aire fresco que ayudará al desbloqueo emocional, porque una persona bloqueada emocionalmente es una persona anulada intelectualmente. La práctica del Yoga además de producir energía Vital nos permite mantener un óptimo nivel de conciencia.

Una de las cosas más difíciles cuando estamos atravesando por alguna dificultad, es mantener una mente abierta y plenamente consciente en momentos como puede ser carecer de un empleo. Podemos haber perdido un empleo, pero no hemos perdido nuestras capacidades, ni nuestro potencial  y mucho menos nuestra dignidad. Es importante confiar en nosotros y saber que lo que nuestro cerebro es capaz de percibir, aun en situaciones normales, es solo un pequeño terreno de lo que en realidad encierra en su inmensidad, y ahí es donde pretendemos llegar desde esta iniciativa.

 A veces miramos y como distinguimos formas y colores ya creemos que hemos visto todo lo que había que ver, cuando en realidad el ojo verdaderamente entrenado es el que descubre lo que las personas sienten y no dicen.

Cuando recordamos quien somos y lo que somos capaces de hacer, alcanzamos a ver determinadas facetas de la realidad que nos revelan aspectos con potencial suficiente para darnos vida y darle calidad a esa vida. La pregunta es: ¿por qué permanecemos ciegos frente a las oportunidades que la vida nos ofrece? No solamente las oportunidades son aquello que tiene un impacto inmediato sobre nuestras vidas, sino también las oportunidades pueden surgir teniendo la oportunidad de ayudar a los demás.

Alguien dijo que obtenemos de la vida exactamente lo que invertimos en ella. Así que de vez en cuando, deberíamos preguntarnos: ¿Que estoy invirtiendo en mi vida?

La vida es fascinante y generosa, nos regala las cosas más importantes sin que tengamos que hacer ningún esfuerzo por conseguirlas, pero nosotros, en vez de reconocerlo y ser generosos con ella, ponemos más empeño en quejarnos y en regatearle a la vida. Cuando pienso lo que ocurriría si la vida nos regateara la respiración, o los latidos del corazón, o la digestión, o simplemente que nos regateara la lluvia; no quiero ni pensarlo.

Esta idea hace que las ganas por ser parte de la solución sean más fuertes que las excusas y tengo que admitir lo que dice el viejo refrán que está más vigente hoy que nunca: “haz el bien y no mires a quién”.

Os invitamos a caminar juntos en este programa de motivación y auto-descubrimiento en el que poco a poco iremos comprendiendo que lo que hay dentro de nosotros es un espacio sorprendente y próspero.

Tengo la esperanza de que cuando nos acerquemos a nuestra verdadera realidad, nos daremos cuenta de que gran parte de la angustia y el sufrimiento que experimentamos en la vida es optativo, y que nuestra naturaleza fundamental es Fuente de Energía, Sabiduría, Serenidad, Alegría, creatividad y sobre todo Amor, la más alta vibración, y esto, no debemos olvidarlo.

Algunos piensan que habrá gente que se aproveche de esta campaña de solidaridad. Pero también tenemos claro que para que surja lo posible es preciso intentar una y otra vez lo imposible. En cierta ocasión mi maestro espiritual Swami Brahmaviddayananda nos dijo que la vida a veces no quiere solamente que tengamos éxito, sino que demos fruto.

Al final te das cuenta que “Las acciones nos definen y no las palabras”

Acompáñanos, te esperamos!!!.

Feliz y próspero 2018.

Bendiciones.

Vicente M. S. GuruVir

2017-12-27T23:41:10+00:0027 diciembre 2017|Sin categoría|Sin comentarios

Deja tu comentario