Para complementar la educación en la infancia.

Mejora la flexibilidad, la conciencia corporal, la concentración y la sensación de calma.

La práctica del Yoga a través del juego, hace al niño conectarse más profundamente con su ser interior y desarrollar una relación íntima con el mundo que le rodea.

Aprendiendo a respirar, el niñ@ conocerá mejor cómo tratar sus emociones.

Las clases se impartirán los viernes de 16:30 a 17:30. Precio: 30 €/mes.
(Descuentos especiales para miembros de la misma familia)